Atlántico – 20 de Febrero de 2019

Vigo juega en desventaja frente a Coruña y Leixoes, que sí son terminales principales europeas desde 2011. El CES Galicia reclama que la situación se «normalice»

El Puerto de Vigo ha tenido que firmar acuerdos de colaboración para poder optar a financiación europea, a la que no podía acceder directamente por no tener condición de “nodal”, es decir, principal, categoría en la que sí se encuentran Oporto-Leixoes o A Coruña. En este último caso, por decisión del último Gobierno de Zapatero y en concreto del entonces ministro José Blanco, en 2011. El Consejo Económico Social de Galicia (CES), que incluye a los principales sindicatos, patronales o universidades, acaba de reclamar que se ponga en marcha un proceso para que Vigo alcance la misma categoría, un camino largo que difícilmente se completaría antes de 2025. 

Al respecto, el presidente del Puerto vigués, Enrique López Veiga, anotaba ayer como muy positivo el paso dado en el CES  «porque cuantos más seamos para poner en evidencia lo evidente mejor será, está bien y es oportuno que estamos todos en la misma cosa, básicamente  que el puerto de Vigo tenga un tratamiento igual que Coruña, lo que hoy no ocurre. 
Recuerda que ambas terminales tienen sus particularidades, y mientras la coruñesa está especializada en graneles, lo que da unas cifras de tráficos enormes (hasta 13 millones de toneladas), el de Vigo es el quinto de la península en mercancía general (más de cuatro millones de toneladas, la mayoría en contenedores), y supone el triple de volumen que Coruña. 
«Es cierto que ahora ya tenemos posibilidad de financiación directa a través de la Autopista del Mar, pero por no ser nodal partimos de una situación más compleja, en desigualdad y en peores condiciones», añadió López Veiga. 
Como recordó el titular del Puerto vigués, la declaración por la que quedó excluida de la red nodal europea supuso que Vigo no podía acceder a financiación. » Teníamos que ir con otros puertos nodales para que nos hicieran caso en la UE, con Rotterdam o Le Havre par conseguir financiación, eso es un handicap. Ahora parece que podríamos tener pero ha sido un freno descomunal», señala. 
«Todo ello fue un ‘regalo’ de Blanco y Laxe, que luego dijeron  que fue un error y se olvidaron del puerto de Vigo, pero no es cierto, fue un olvido a propósito»