Atlántico – 24 de Febrero de 2019

Ornella Chacón Martel preside desde  julio de 2018 el organismo público Puertos del Estado, del Ministerio de Fomento, encargado de coordinar el sistema nacional de autoridades portuarias y de aprobar sus planes de empresa, donde figuran las inversiones.

Chacón nació en 1972 en Fuerteventura. Estudió Arquitectura por la ETSAM, culminando su formación en el año 2000 en la especialidad de Urbanismo. Durante los siguientes años cogestionó una empresa familiar de prefabricados de la construcción hasta que en 2003 se incorpora al Ayuntamiento de Puerto del Rosario como arquitecta municipal. 

Entre 2011 y 2015 ejerce como consejera de ordenación del Territorio del Cabildo de Fuerteventura, momento en el que desarrolla el Plan Insular de Ordenación. Desde mitad de 2015 y finales de 2016 fue consejera de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, donde entre otras funciones ejerció la Presidencia del Ente Público Puertos Canarios y fue miembro del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. 
A finales del pasado año Chacón recorrió el puerto vigués en compañía de su titular, Enrique López Veiga, para poder conocer sus instalaciones en primer persona. En dicho encuentro anunció la transferencia de algo más de 13 millones al Puerto vigués en fondos comunitarios, que servirán para poner en marcha la ampliación de la terminal de Bouzas con un muelle «exterior».

¿Se ha encontrado con alguna sorpresa agradable o desagradable en el sistema general de Puertos del Estado desde que llegó?
En este medio año largo de gestión al frente de Puertos del Estado he tenido la oportunidad de conocer a todos los gestores de las Autoridades Portuarias, de las empresas involucradas con los servicios portuarios, de las Administraciones que participan en la operativa portuaria, así como asociaciones empresariales, sindicales y de la sociedad civil con representación en los puertos, o que de alguna manera conviven con la realidad física de los puertos, sin los cuales no podría desarrollarse una adecuada vertebración de la sociedad y del territorio español.
Dicho lo anterior, no ha habido ninguna sorpresa. Ha habido retos, mucho diálogo y soluciones para favorecer el importante papel que desempeñan los puertos en la economía del país y en las cadenas logísticas internacionales y de transporte a las que España sirve de plataforma. Ese proceso ha facilitado también un canal directo, fluido y en ambas direcciones entre Puertos del Estado y todos los agentes portuarios, que se materializará en el nuevo Marco Estratégico en elaboración.
 
¿Qué le parece la propuesta de la Autoridad Portuaria de Vigo de convertir una escollera en la terminal de Bouzas en una especie de muelle exterior en el centro de la Ría para la carga de los mayores mercantes del mundo?
Bouzas es una terminal de referencia para el tráfico ro-ro, dando servicio a la industria de su entorno, particularmente a la automovilística, y también siendo base de autopistas del mar. Lo cierto es que el crecimiento del tamaño de los barcos junto con el aumento de la frecuencia de los servicios, ha provocado que nuestros puertos tengan que responder a la demanda de sus clientes. En la actualidad, me consta que la Autoridad Portuaria de Vigo está estudiando soluciones para atender a esa demanda de manera eficiente, y desde luego respetuosa con el medio ambiente.
 
En la actualidad hay un total de 28 Autoridades Portuarias del Estado. ¿Son muchas? Usted dijo que se iba a realizar un cambio de acuerdo con todos los implicados. ¿Podría haber en el futuro puertos del Estado de una categoría y de otra, como en Italia?
El nuevo Marco Estratégico comenzó, como no podía ser de otra manera, recabando la opinión y los puntos de vista del conjunto de las Autoridades Portuarias, continuando con el resto de administraciones implicadas, y también del sector privado. De hecho, acabamos de hacer una primera puesta en común con las 28 Autoridades Portuarias en la que se han podido constatar amplios consensos como reivindicar un mayor liderazgo de las Autoridades Portuarias como dinamizadoras de la actividad logística, fortaleciendo la autonomía de gestión. Será del debate interno y de las conclusiones que Puertos del Estado y el Ministerio de Fomento extraigan del que nazca una posible reforma del sistema.

¿Considera que es viable tal y como está ahora y con la organización actual?
La configuración actual responde a criterios y realidades de hace más de 20 años. En concreto, el Marco Estratégico vigente fue aprobado en 1998, y con él el sistema portuario ha logrado un notable grado de desarrollo. No obstante, en estas dos décadas se han producido una serie de cambios, tanto en el entorno como internos en los puertos españoles, con el suficiente calado como para aconsejar una reformulación de sus bases de desarrollo estratégico, los criterios de actuación y los objetivos generales. 

«Confío en que en la estiba haya un compromiso satisfactorio entre todas las partes» 

El puerto vigués tiene un grave problema de competencia por la estiba, lo que ha llevado al traslado de actividad a Marín, como Maersk, donde no hay estiba y la contratación es libre. ¿Se mantendrá el Real Decreto que liberalizará el sector en un año al 100%?
Como se ha dicho públicamente, las negociaciones relativas a esta materia se realizan en un marco de trabajo interministerial entre Fomento, Trabajo y Economía. Confío en el buen desarrollo de las mismas y en el compromiso de alcanzar una solución satisfactoria entre las partes, y ajustado a las indicaciones de la Comisión Europea.
 
Hace unos años, el puerto de A Coruña fue designado nodal europeo y no el de Vigo. ¿Qué consecuencias tendrá? ¿Sería una decisión reversible?
 Independientemente de las decisiones que se pudieron tomar en su momento, nosotros seguimos trabajando con el objetivo de conseguir la plena conectividad de todos puertos españoles a la red general de transporte, tanto de carretera como de ferrocarril, y como prueba de ello, en la actualidad, ambas radas disponen de sendos estudios para su conexión con la red ferroviaria. En este sentido, trabajamos alineados con el Ministerio de Fomento que ha presentado recientemente el plan del Corredor Atlántico que pone en valor las conexiones ferro-portuarias.

En Galicia hay cinco puertos, en el norte de Portugal solo uno, al unirse tres (Oporto-Duero, Viana de Castelo y Leixoes) en una sola gestión. ¿Se puede competir así?
Es esta, entre otras preguntas y reflexiones, las que han motivado que impulsemos la redacción del Marco Estratégico, y será, como dije, de sus conclusiones donde podamos despejar la incógnita que plantea.