La Voz de Galicia, 2 de Abril de 2019

En terrenos porutarios hay unas 160 empresas con concesiones administrativas

El Puerto de Vigo ingresó el año pasado menos dinero por las tasas de ocupación de sus terrenos. Las naves y frigoríficos vacíos y unas cuotas bonificadas explican que la recaudación fuese un 6 % menos que en el año anterior. En el 2017 se recaudaron por ocupación 7.085.409 euros y en el último ejercicio, 6.670.230 euros.

En concesiones del puerto hay unas 160 empresas trabajando, la mayoría son compañías pesqueras pero también hay empresas de construcción y reparación naval y de otros servicios, como gasolineras.

Los almacenes de empresas concesionarias ocupan 306.665 metros cuadrados, pero muchos de ellos están cerrados. Los clausurados suman 66.190 metros cuadrados. Es decir, la quinta parte de las naves de las empresas están desocupadas por diferente circunstancias. A estas áreas de depósito y almacenes hay que añadir los frigoríficos, que ocupan una gran extensión en los terrenos portuarios y de las avenidas y calles cercanas a él y que forman parte de la autoridad portuaria. Un ejemplo es el frigorífico de la empresa Berbés, que ardió hace seis años. Son 3.330 metros cuadrados que están vacíos y en ruinas. Por eso el Puerto quiere sacarlos a concesión con premura. En total los frigoríficos portuarios ocupan 259.000 metros cuadrados.

A estos factores se suman unos precios que el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, considera que estaban demasiado bajos y que por ese motivo se van a subir. Según el máximo responsable del organismo, aunque el incremento puede parecer alto, las tasas que pagarán las empresas al final serán más bajas a las que regían hace diez años. López Veiga pone como ejemplo empresas que ocupan 200 metros cuadrados y tienen cuatro plazas de aparcamiento dentro del puerto y no llegan a 500 euros al mes. Según el presidente de la Autoridad Portuaria se trata de precios que están muy por debajo del mercado puesto que solo una plaza de párking en el centro de Vigo cuesta cien euros al mes de renta mensual.

La Autoridad Portuaria quiere aprovechar mejor el espacio disponible dentro del puerto y no solo va a sacar a concurso algunas instalación sino que va a reorganizar la zona del muelle de Guixar. En este lugar hay dos grandes silos de la empresa Tudela Veguin, el gigante cementero perteneciente a la familia Masaveu, una de las mayores fortunas de Asturias que también tiene grandes intereses comerciales en Vigo y su área puesto que son dueños del párking del Concello y de bodegas Fillaboa. «No tiene sentido que los silos estén ahí cuando no registran actividad», sostiene el presidente de la Autoridad Portuaria.