Atlántico, 30 de Marzo de 2019

El Puerto advierte que es una actuación estratégica para mantener a PSA en la ciudad. El tráfico portuario vuelve a crecer tras siete meses de caída

La Autoridad Portuaria (APV) explicó ayer el que será su principal proyecto para los próximos cinco años, que consistirá en transformar la plataforma de Bouzas en el muelle exterior de Vigo, lo que permitirá fijar el puerto como base de exportación e importación de vehículos hoy y en el futuro. ¿Cómo? Mediante la extensión de un espigón en 600 metros de longitud y la transformación de la actual escollera en una zona de atraque para buques de aguas profundas, los super-transbordadores oceánicos que ya se construyen y que se acercan a esloras antes impensables por encima de los 200 metros “mayor que el portaaviones español”, señalaba ayer el presidente de la APV, Enrique López Veiga, en la presentación del plan. Supondrá una inversión de unos 50 millones de euros para dotar a Bouzas de capacidad para que seis oceánicos puedan operar de forma simultánea.
A día de hoy, en Bouzas hay seis rampas para atracar los barcos que mueven los coches que entran y salen hacia los mercados, pero de ellas dos están ya inutilizadas por su pequeño tamaño y otra más -la móvil- sólo admite buques de tipo medio. Quedan tres como máximo y hacen falta más “porque las navieras han optado por construir embarcaciones cada vez mayores por una cuestión de rentabilidad”.
López Veiga insistió en que Vigo tiene que contar con el nuevo muelle exterior para que la plataforma de Bouzas se mantenga como la más eficiente de España, a la espera de que llegue el tren. «Vigo vive del automóvil y Bouzas es la terminal de entrada y salida de coches, necesitamos el nuevo muelle», señaló. El plazo será de un año y medio para disponer del proyecto y el estudio de impacto ambiental y otros tres años para la construcción de la primera fase.
En cuanto a la capacidad financiera, destacó que la Autoridad Portuaria cuenta con 41,7 millones de euros en caja tras los beneficios de 10,4 millones de 2019 (en parte por la transferencia de Puertos del Estado y un cambio contable). «No podemos solicitar que nos condonen la deuda porque no tenemos, hay capacidad para endeudarnos sin problema». 

Una plataforma rumbo al norte

La plataforma Deepsea Nordkappp, de 122 metros, hizo una breve parada en Cíes en su camino a Escandinavia. El Puerto, por su parte, advertía ayer de que iba a cambiar el régimen de los fondeos en la ría.