Atlántico, 30 de Marzo de 2019

El mejor segundo mes del año en una década se cierra con un incremento del 4,8%

El tráfico portuario creció un 4,8 por ciento en febrero tras sumar 393.380 toneladas, rompiendo siete meses consecutivos de descensos, lo que había encendido las alarmas por la ralentización de la economía. Enrique López Veiga señaló que este crecimiento se debe principalmente al crecimiento del 5,15% en mercancías, alcanzando la cifra mensual de 326.977 toneladas. Febrero 2019 ha sido el mejor segundo mes del año del último decenio. El mal dato de enero, como en los seis últimos meses de 2018, dejan el acumulado todavía en negativo, con un descenso de 3%. Los resultados de la actividad portuaria sirven de termómetro de la economía por la relación directa entre la industria y la terminal marítima viguesa, única en el sistema español.


Las mercancías mas destacadas en positivo son los automóviles con un 11,66%, el granito en bruto con un 23,21%, las maderas con un 17,69% y los metales con un 6,32%, por diferencia en toneladas, en relación con el mismo mes del año anterior. El aluminio sigue creciendo y consolidándose como una mercancía importante y vinculada directamente con la producción industrial viguesa. López Veiga se mostró sorprendido por el cierre de Alcoa «cuando se trata de un tráfico en crecimiento .


En negativo destacan el gasóleo con un -100%, los productos químicos con un -42,12% y el granito elaborado con un -13,58%. 


De igual modo, el tráfico de vehículos ro-ro ha tenido un comportamiento muy positivo. Las cargas suponen el 85% de las operaciones. El 10% de los vehículos se mueven en tránsito, siendo Sudáfrica y Marruecos los principales países de origen y cuyo destino son Francia, Grecia e Italia. Por otra parte, Bélgica, Francia y Reino Unido (con un notable incremento en estos dos meses, previsiblemente consecuencia de la incertidumbre sobre el Brexit) son los principales países comerciales. Estos tres países acumulan el 62% del total del tráfico de automóviles.


La pesca congelada inicia el año con una caída acumulada del -12,91%, aunque con distinto comportamiento según se trate de embarques (3,29%) o desembarques (-17,25%). En cambio, la pesca fresca se ha incrementado en un 1,15% en su peso y ha descendido en un -1,12% en el valor de venta.


En relación con contenedores, medido en TEU, durante el acumulado de 2019, el tráfico lo-lo (grúa) ha crecido un 2,53%, gracias al comportamiento de los llenos con un notable incremento del 11,16%; por el contrario, el tráfico ro-ro (sobre ruedas) ha descendido en un -10,98%, dejando el global con un descenso del -0,10%. Pero el tráfico llenos creció un 5,82%.