Atlántico, 5 de Mayo de 2019

La logística viguesa Kaleido adquiere 13.000 metros en Vilanova de Cerveira, donde ya construye una nave. El éxodo de firmas se acelera  por la facilidades y rapidez administrativa portuguesas.

El éxodo de empresas portuarias de Vigo se acelera con la ampliación de sus instalaciones al otro lado de la frontera, donde hay más facilidades para conseguir espacio y permiso. La última ha sido una de las más importantes por su impacto y volumen de facturación, la firma Kaleido Ideas & Logistics, que ayer anunció la adquisición de más de 13.000 m2 en el polígono Industrial de O Fulao, en la Vila Nova de Cerveira, para su proyecto: ya inició la construcción de una nave de 6.860 metros que estará plenamente operativa a partir de noviembre de este año. En tiempo récord, gracias a la rapidez con que se tramitan permisos los ayuntamientos al otro lado del Miño, frente a la lentitud administrativa gallega.
 

La clave está en el poder de gestión y autonomía de los alcaldes portugueses para poner en marcha inversiones españolas: según explicó a este diario el alcalde Valença, cuando una compañía pide un terreno se busca y aprueba con rapidez, siempre cumpliendo las normas urbanísticas. Nada que ver con España, donde los trámites se alargan años, a menudo con varias administraciones superpuestas. El resultado es que alrededor de medio millar de firmas han ampliado sus negocios en Portugal en lugar de Galicia aunque manteniendo la dirección en España. La asociación de metalúrgicos Asime y la Xunta también alertaron sobre este fenómeno, que parece imparable. 
En el caso concreto de Vigo, desde Kaleido explicaron que el incremento de las capacidades logísticas próximas al Puerto de Vigo, en este caso en Vilanova de Cerveira, «resulta clave para evitar el colapso de la rada viguesa realizándose el vaciado y llenado de contenedores en estas instalaciones».

MÁS EN PORTUGAL
La empresa viguesa prevé invertir cuatro millones en la nueva instalación en el norte de Portugal , que se ha convertido en un gran polo logístico, «dada la combinación de políticas exitosas en sus puertos, aeropuerto, y la captación de numerosas inversiones con el establecimiento de nuevas empresas de automoción en la región», señala en un comunicado.
Kaleido cuenta también con nuevas ampliaciones del centro logístico de Porriño que ya supera los 60.000 m2 de almacenaje. Aunque el grado de especialización de este centro es la logística de componentes de automoción, se ha logrado desarrollar servicios para la industria naval, piedra natural, textil, bebidas, siderúrgico y otros metales. Esta nueva actuación se suma a las que el grupo ya tiene en Valença do Minho, y a los negocios desarrollados a través de las oficinas participadas en Lisboa y Oporto. Además, la empresa viguesa se ha extendido por México y Angola, con fuertes inversiones.