El Correo Gallego, 5 de Julio de 2019

Las empresas que operan en los muelles de Ferrol y San Cibrao movieron en el primer semestre de este año 6,1 millones de toneladas de mercancías

Las empresas que operan en los muelles de Ferrol y San Cibrao movieron en el primer semestre de este año 6,1 millones de toneladas de mercancías, rozando su media de actividad en esta década. No obstante, el balance, todavía provisional, supone un descenso del 6,2 % respecto al mismo período del ejercicio anterior, según informó la Autoridad Portuaria. Y pese a ello, el organismo consiguió su objetivo estratégico de registrar un promedio mensual de un millón de toneladas.

De los diez principales tráficos solo cuatro palían la caída generalizada que ya se había previsto: aceites, chatarra, madera y sosa cáustica, fruto de la contracción de los mercados, con caídas en los graneles sólidos, líquidos y mercancía general. También retrocedió el mercado de cruceros debido a la anulación de escalas por el mal tiempo.