Faro de Vigo, 24 de Agosto de 2019

En la licitación del proyecto plantea reconstruir el paseo previo derribo del tramo entablado y el enlosado desde el socavón hasta A Laxe ► Ofrece menos de un mes para presentar ofertas

Cuenta atrás para la reforma del paseo de As Avenidas. El Puerto, como avanzó FARO, convocó ayer el concurso para la redacción de una completa reconstrucción que según sus primeras estimaciones costaría en torno a los dos millones. El pliego de condiciones de este contrato colgado en la web portuaria avanza el alcance de la reforma al contemplar la demolición del trazado ribereño tanto en su parte de madera, desde el socavón abierto hace un año en O Marisquiño hasta la escultura de Julio Verne orientada hacia el Náutico, como en la cimentada, más allá del Centro Comercial A Laxe y hasta el acceso a los muelles comerciales.

Para realizar esta actuación se necesitarán 13 meses, según los técnicos. De esta manera, con los plazos que absorberá el resto de fases que faltan -adjudicación del proyectista y el otro concurso para seleccionar a la construcción- será muy difícil que el concurrido ámbito estrene una imagen remozada en la nueva edición del festival, el próximo agosto. Aún así, la Autoridad Portuaria se propone intentarlo y para acelerar al máximo este primer paso, además de incluir la dirección de obra en el contrato, fija para las empresas interesadas en particupar en el concurso un plazo insólito por lo reducido: hasta el 13 de septiembre.

Como publicó este periódico, desde el Puerto apuestan por la sustitución de los actuales pilotes que soportan el entablado por una base hormigonada. Para la superficie por donde suelen transitar los transportes especiales, ese trazado enlosado coincidente con las líneas del tren, abogan por un refuerzo especial retirando también con la piqueta la cimentación actual.

A la hora de justificar el proyecto de reforma licitado al final en 149.000 euros, a través del pliego de condiciones el Puerto señala no solo la causa del mal estado del paseo sino que también apunta al responsable: «El paso del tiempo y el uso continuado e intensivo del espacio público del Paseo de las Avenidas así como la ausencia de mantenimiento y conservación por parte del Concello, ha derivado en un acusado deterioro de dicha zona especialmente sensible dentro de la globalidad del entorno urbano al ser uno de los centros de esparcimiento de la ciudad». Un deterioro que, sin mencionar al fatídico siniestro, dice que «tiene como consecuencia la existencia de continuos riesgos con alta probabilidad de accidentes para el usuario».

En «general», los técnicos portuarios explican que en lo concerniente al «acondicionamiento del Paseo de las Avenidas» el proyecto deberá definir «todos los aspectos de diseño de la demolición de la zona volada con pavimento de madera», la que bordea la dársena deportiva del Náutico; la de la «estructura de contención portuaria más adecuada que genere la misma superficie demolida sin menoscabar las condiciones de operatividad actuales de la dársena mencionada»; y por último, «se definirá la demolición y restauración del pavimento superficial de dicho paseo desde el centro comercial A Laxe hasta el cierre portuario del muelle de Comercio coincidiendo prácticamente con los carriles ferroviarios existentes».

«Objetivo fundamental»

Pero el «objetivo fundamental» del proyecto, destacan, es «el mejorar en el entorno su cualidad como espacio estancial, de esparcimiento y convivencia ciudadana acercando esta al mar, al tiempo de recuperar su identidad y su papel simbólico como pieza de referencia entre los espacios públicos de la ciudad».

El presidente, Enrique López Veiga, dejó claro que se respetará al máximo el diseño de Guillermo Vázquez Consuegra, el arquitecto autor de la remodelación urbanística de esta fachada marítima fruto del convenio «Abrir Vigo al Mar». Por ello, la «recuperación» de esta zona -como así la refiere el pliego aunque sin citar al premio nacional de arquitectura- «deberá basarse en mejorar las condiciones de confort del espacio, la renovación de sus pavimentos y mobiliario urbano con criterios contemporáneos y una propuesta general de paisaje coherente y unitaria». «Plantear una propuesta clara de ordenación del ámbito en la que se compatibilice la distinción entre espacios estanciales, de encuentro, de juego o de tránsito, con la continuidad, homogeneidad y permeabilidad de todo el espacio construyendo un diálogo más amable con el litoral marítimo», agrega.

Que las empresas dispongan de menos de un mes para presentar ofertas obedece al objetivo del presidente de ejecutar la obra a partir de octubre, cuando el ámbito regresa a la tutela portuaria. A esto también se hace referencia en el pliego y hasta se ofrece por primera vez una explicación oficial de por qué quedará finiquitado el acuerdo urbanístico y a partir de cuándo:

«Actualmente la zona se encuentra regulada por el Convenio conocido como de Abrir Vigo al Mar firmado entre Autoridad Portuaria de Vigo, Consorcio Zona Franca de Vigo y Concello de Vigo el 2 de noviembre de 1992. No obstante, la Ley 40/2015 en su disposición final octava fija un plazo de 3 años desde su entrada en vigor para la adaptación a la misma de los Convenios preexistentes, caso del Convenio Abrir Vigo al Mar, plazo que finaliza el 02/10/2019. En caso de no actualizarlo el convenio decaerá». A preguntas de este periódico, Veiga volvió ayer a desvincular esta actuación en el paseo de la negociación establecida con Concello y Zona Franca sobre el resto del ámbito de Abrir Vigo al Mar. «Llegaremos a un entendimiento pero esta reforma no tiene vuelta atrás», remató.