Faro de Vigo, 6 de Febrero de 2019

El Puerto licita por más de 300.000 euros la cubrición de una superficie en la entreplanta orientada hacia los muelles -Resguardará de la lluvia cargas como bobinas de acero

La terminal de Bouzas afronta una nueva actuación que aumentará la variedad de mercancías en este recinto casi exclusivo de los vehículos. El estacionamiento metálico en vertical conocido por silo dispondrá de una importante superficie protegida de la lluvia destinada al almacenaje de bobinas de acero, una de las cargas que mayor presencia ha ganado en esta explanada en el último año y de las más sensibles a la intemperie. La licitación del concurso para la cubrición de 1.200 m2 publicada ayer por el Puerto se presenta como una primera fase abriendo así la puerta a la total impermeabilización de la entreplanta del aparcamiento, como reclama la naviera UECC.

El balance de uso de los 200 m2 de entreplanta que cubrió a modo experimental este verano debieron cumplir las expectativas del Puerto, de ahí que decidiese con esta celeridad la ampliación del ámbito impermeable. Y esto a pesar de los contratiempos surgidos que acabaron por mermar su utilidad. Según fuentes de la terminal, este espacio permanece cerrado en la actualidad, al menos para el almacenaje de mercancía diferente a los coches, por desplome del firme. Al parecer, la circulación por esta pequeña área de mafis cargados con más de 100 toneladas de granito y bobinas habría puesto en evidencia la debilidad de una superficie de relleno pensada específicamente para el movimiento de pesos “ligeros” como los vehículos o a lo sumo, los tráilers que los transportan.

Esta flacidez del suelo supone un aviso al Puerto sobre la necesidad de prepararlo para la entrada y salida de mercancías pesadas ahora que invertirá más de 300.000 euros en impermeabilizar 1.176 m2,, o se expondría al riesgo de que vuelva a ceder la superficie obligándole a clausurarla. Porque de lo que no tienen ninguna duda los operadores consultados es que el nuevo espacio registrará una ocupación notable tan pronto concluyan las obras.

Y esto ocurrirá, de acuerdo a la memoria del pliego de condiciones, en el plazo máximo de cuatro meses. Fabricada en policarbonato celular, los técnicos portuarios justifican este plazo dada la complejidad de esta cubrición “que se debe ejecutar entre las vigas que conforman la estructura y siempre por encima de las instalaciones existentes, no pudiéndose desmontar dichas instalaciones para la ejecución de la solución”. Por la posición de pilares del silo la impermeabilización se acometerá en dos áreas rectangulares de dimensión desigual posicionadas en el lateral del estacionamiento orientado hacia las rampas de los buques Ro-Ro.

Inaugurado en 2010, el silo consta de cuatro plantas de 80.000 m2 con una capacidad aproximada de 6.000 vehículos. Tras la reciente ampliación, mediante el añadido de una entreplanta de 10.000 m2, ganó 1.000 plazas más. Pero todos los tableros se fabricaron con esa especie de rejilla que filtra agua mezclada con polvo, desde la cima al resto de niveles inferiores. La petición de la armadora accionista del operador líder en el movimiento de carga en Bouzas, Termicar, es que el Puerto cubra toda la entreplanta con el objetivo de dedicar sus 20.000 m2 al almacenaje de un tráfico, sobre todo de bobinas para la automoción. ahora creciente en la modalidad Ro-Ro.