+34 986 134 237
DirecciónC/ Joaquín Loriga n 22, entreplanta. Vigo (Pontevedra)

El arrastre gallego carga contra una veda que lo obliga a navegar tres horas más - FUPV

octubre 29, 2019Por Fupv

La Voz de Galicia, 28 de Octubre de 2019

No puede faenar entre Prior y Ortegal en los meses más duros: de octubre a febrero

Debe ser el único caso en Europa, pero en la costa coruñesa, entre los cabos Prior y Ortegal, hay una extensa zona de veda en la que desde el 1 octubre a 1 febrero no puede entrar ningún buque arrastreroFue fijada en su día -hace casi 20 años- para proteger a los juveniles de merluza; y ahí sigue, a pesar de los intentos del segmento de flota afectado para que, o bien se revoque, o bien se amplíe a todas las demás artes. «Bótannos a nós e quedan os rascos e as volantas todo o ano, quilómetros e quilómetros de redes», se queja Alfredo Cotelo, armador coruñés.

No es el único. José Pino, capitán de pesca de barcos con base en Burela, también arremete contra una zona de exclusión «só para un arte. Unha cousa é o box irlandés, que botaban fóra a todos, pero isto non ten pés nin cabeza». Así, al dejar al margen únicamente a un segmento de flota, lo que se hace es crear un coto reservado para la volanta y el palangre. Pino sostiene que «o peor que lle pode pasar ao mar é que non traballe o arrastre». «Así como é bo arar a terra, tamén o necesita o mar», señala Cotelo. Pero lo peor no es ya esa exclusión sin sentido, a decir de los arrastreros. Y es que al no permitirles operar en esa zona 3.483 kilómetros cuadrados dentro de las doce millas, se ven obligados «a navegar tres horas máis para chegar ás zonas de pesca», explica Cotelo. Eso, «ou ir a traballar para a novena [la zona IXa], hacia o sur de Fisterra».

«Debe ser o único caso en Europa dunha veda só para unha arte e que traballe o resto»  Cotelo no quiere dejar pasar por alto en qué temporada se les está obligando a alejarse de la costa: «En pleno inverno, cando hai máis mal tempo», dice. De esta manera, la revisión de esa veda ya no solo debe evaluar las cuestiones biológicas, «se realmente se están a protexer os xuvenís, como se supón que era o obxecto», sino también el aspecto de la seguridad de la flota.

Vale que son barcos de cierta envergadura, pero «hai cerqueiros más grandes que algúns dos nosos arrastreiros», explica Cotelo. Y ahí enlaza con otro salmo de su retahíla de lamentos: los esfuerzos que se piden al arrastre y que no encuentran paralelismos en el caso de otras flotas.

 Dice que donde antes «colliamos 300 quilos de rape en dous días, agora non se saca nada, porque se lle deu alternancia a outras artes para que o puideran coller ante a escaseza de cupo de pescada e, cando regresemos á zona, xa non quedará». Tampoco tienen jurel, «porque o cerco, que faena dende os cero metros e fai varios viaxes na noite, xa non o deixa saír das rías e, por tanto, xa non hai para o arrastre».

El armador señala que es necesario imponer un cupo, pues el jurel «vai camiño de pasarlle o mesmo que a sardiña». Y todo para después venderlo a 0,15 euros el kilo, como denunciaron los mismos cerqueros de Acerga cuando descargaron aquí barcos del cerco del País Vasco, que, debido a la inexistencia de una norma de extensión, no tenían que observar el tope de 750 kilos por tripulante que se autoimpuso la organización que engloba a más de un centenar de embarcaciones.

«Cantos menos arrastreiros hai, peor está o caladoiro»

Al armador Alfredo Cotelo la escasez de jurel en el caladero del Cantábrico le escuece quizá más que a otros arrastreros gallegos. Y es que fue uno de los que tiró de chequera para hacerse con posibilidades de pesca de esta especie. Dispone de cuota para capturar 500.000 kilos de jurel que posiblemente no llegará a agotar. Por eso le duele especialmente que haya quien pueda admitir que el kilo de la especie se venda a 0,15 euros. Sobre todo ahora que el gasoil está disparado y supone el porcentaje más importante de los gastos de explotación en las empresas.

«Os armadores que investimos para comprar cota e caballaje imos a ir a ruína; quedarán os que teñen eses cartos porque non os gastaron; a nós os bancos non nos van dar máis», se lamenta Cotelo.

Desguace de unidades

El armador coruñés reflexiona sobre el esfuerzo que ha hecho el arrastre en desguace de barcos, una destrucción de unidades que, asegura, no ha tenido reflejo en la recuperación del caladero. «Canto menos arrastreiros hai, menos peixe hai no mar», dice enfatizando que se suponía que este segmento de flota era lo peor que le podía pasar al caladero.

«Éramos 280 barcos no Cantábrico, quedamos apenas 62; se realmente o arrastre é tan malo o caladoiro debería estar recuperado». Y, desde luego, no es así, apunta. Mientras, recuerda que otras flotas que faenan incluso dentro de las rías han ido aumentando unidades.

Hace ver también que ha sido esta modalidad la única que ha revisado a la baja la medida de la malla: de 100 a 70 milímetros; cuando la volanta sigue con la de 100; y el cerco, con la de 14.

Fupv

FUPVNosotros
La Federación de Usuarios del Puerto de Vigo (FUPV) reúne a asociaciones, cooperativas y agrupaciones empresariales sin ánimo de lucro, que tienen como interés común la utilización de las instalaciones y servicios portuarios de Vigo y su ría.
LOCALIZACIÓNDónde encontrarnos
http://fupv.es/wp-content/uploads/2020/01/puerto_vigo_2.png
CONTACTONuestro contacto
C/ Joaquín Loriga Nº22, entreplanta 36203 Vigo (Pontevedra)
FUPVOficinas
La Federación de Usuarios del Puerto de Vigo está formada por asociaciones, cooperativas y agrupaciones empresariales sin ánimo de lucro, que tienen como interés común la utilización de las instalaciones y servicios portuarios de Vigo y su ría.
LOCALIZACIÓNDonde encontrarnos
http://fupv.es/wp-content/uploads/2019/04/img-footer-map.png
CONTACTONuestro contacto
C/ Joaquín Loriga Nº22, entreplanta 36203 Vigo (Pontevedra)